SAVALnet EC

https://www.savalnet.ec/cienciaymedicina/destacados/actividad-fisica-nocturna-esta-relacionada-con-una-menor-resistencia-a-la-insulina.html
14 Noviembre 2022

Actividad física nocturna está relacionada con una menor resistencia a la insulina

No se observaron asociaciones con la grasa hepática o la resistencia a la insulina.

La actual pandemia mundial de obesidad es en parte el resultado de la falta de actividad física combinada con un comportamiento sedentario (estar sentado durante mucho tiempo) durante el día y está vinculado a un mayor riesgo de desarrollar enfermedades metabólicas, incluida la diabetes de tipo 2 (T2D). 

Además de la importancia de la duración de los periodos de sedentarismo, se ha argumentado que el horario de la actividad física a lo largo del día puede ser un factor de salud metabólica. Los estudios in vitro y las investigaciones en animales han revelado cambios en la capacidad de ejercicio dependientes del momento del día, así como marcadores de riesgo metabólico asociados, pero se han realizado pocas investigaciones de este tipo en humanos y sus resultados son inconsistentes. 

Investigadores de la Universidad de Leiden (Países Bajos) utilizaron datos del estudio Netherlands Epidemiology of Obesity (NEO), de cohortes prospectivos para investigar los procesos implicados en el desarrollo de enfermedades relacionadas con la obesidad. Los participantes fueron reclutados entre 2008 y 2012, y se invitó a participar a hombres y mujeres que vivían en el área metropolitana de Leiden si tenían entre 45 y 65 años y un índice de masa corporal (IMC) autodeclarado de 27 kg/m2 o superior. También se enviaron invitaciones a todos los habitantes de entre 45 y 65 años de un municipio de la región, como población de referencia con un IMC representativo de la población general de los Países Bajos, lo que dio lugar a una población de estudio de 6.671 individuos.

Se sometieron a un examen físico durante el cual se tomaron muestras de sangre para medir los niveles de glucosa e insulina en ayunas y posprandiales, mientras que se obtuvo información demográfica, de estilo de vida y clínica mediante un cuestionario. También se comprobó si eran aptos para someterse a una resonancia magnética, y aproximadamente el 35% de los que estaban en condiciones fueron seleccionados al azar para que se les midiera el contenido de grasa en el hígado mediante esta técnica.

A otra submuestra aleatoria de 955 participantes se les entregó un acelerómetro y un pulsómetro combinados para que los llevaran durante cuatro días y noches consecutivos para controlar el movimiento y la actividad. Las mediciones se utilizaron para estimar el gasto energético de la actividad física (de su sigla en inglés PAEE, medido en kJ/kg/día), lo que a su vez permitió al equipo determinar el tiempo dedicado a diferentes intensidades de actividad. Se expresaron como equivalentes metabólicos de la tarea (de su sigla en inglés MET), una relación entre el PAEE durante una actividad y el que se realiza en reposo (y un método estándar para medir la actividad física).

Tras ajustar variables como la edad, el sexo, el origen étnico y la grasa corporal total, los investigadores observaron que una mayor actividad física (AFE) total y, en particular, la de tipo moderado alto (AFMV) se asociaban a una reducción del contenido de grasa hepática y de la resistencia a la insulina.

También se encontró una asociación entre la resistencia a la insulina y el momento en que se realiza la AFMV durante el día: hacerlo por la tarde o por la noche se relacionó con una menor resistencia a la insulina, en un 18% y un 25% respectivamente, en comparación con una distribución uniforme de la actividad a lo largo del día, incluso después de ajustar la cantidad total. No hubo diferencias significativas entre la actividad matutina y la actividad distribuida uniformemente a lo largo del día.

Ni la cantidad de tiempo de sedentarismo ni el número de pausas en el comportamiento sedentario resultaron tener una asociación favorable con el contenido de grasa hepática o la resistencia a la insulina.

Estos resultados sugieren que el momento de la actividad física a lo largo del día es relevante para los efectos beneficiosos de la actividad física sobre la sensibilidad a la insulina. 

Fuente bibliográfica

DOI: 10.1007/s00125-022-05813-3

Ciencia y Medicina

Destacado Agenda de Eventos

Congreso mundial de gastroenterología 2022

12 Diciembre 2022

Mantenerse al día con el mundo de la medicina que cambia rápidamente es fundamental para brindar la mejor atención posible a los pacie...

Destacado Artículos Destacados

Comer almendras mejora la salud intestinal

02 Noviembre 2022

El consumo de estas semillas puede influir en la familia Lachnospiraceae, y en aspectos del metabolismo bacteriano, en particular el buti...

Posar una sonrisa puede mejorar el estado de ánimo

27 Octubre 2022

La imitación facial y la tarea de acción facial voluntaria podrían amplificar e iniciar los sentimientos de felicidad. 

...

Destacado Progresos Médicos

Las integrinas en acción

31 Octubre 2022

El Premio de Investigación Médica Básica Lasker de este año reconoce las contribuciones de los Dres. Richard Hynes, Erkki Ruoslahti y...

Marcador para la esclerosis lateral amiotrófica

17 Octubre 2022

Un estudio realizado por investigadores del Proyecto Cerebro Humano (HBP) ha identificado un predictor del resultado cl...