SAVALnet EC

https://www.savalnet.ec/cienciaymedicina/destacados/como-transita-el-dolor-agudo-al-cronico.html
22 Noviembre 2021

¿Cómo transita el dolor agudo al crónico?

Se considera que el daño nervioso es un factor crítico en el mecanismo, pero los acontecimientos moleculares subyacentes que lo conducen, se desconocen.

El dolor agudo tras un traumatismo físico puede evolucionar, en individuos vulnerables, hacia un estado de dolor crónico que dura más que la curación de los tejidos y a menudo es resistente a la terapia . Se considera que el daño nervioso es un factor determinante en esta transición, pero los acontecimientos moleculares que subyacen a ella aún no se conocen bien.

Los esfuerzos actuales de investigación se centran en las adaptaciones sinápticas e inmunitarias que se producen tanto a nivel periférico como central tras el daño de un órgano terminal, aunque los déficits en el equilibrio energético neuronal también están siendo objeto de gran consideración.

La cisteína hidrolasa intracelular N-aciletanolamina amidasa ácida (NAAA) cataliza la degradación de la palmitoiletanolamida (PEA), un lípido endógeno agonista del receptor nuclear peroxisomal proliferator-activated receptor-a (PPAR-a). Este factor de transcripción operado por un ligando desempeña importantes funciones reguladoras tanto en el metabolismo celular como en la respuesta defensiva a los estímulos nocivos. En consonancia con esta doble función, la activación de PPAR-a mediante PEA exógena atenúa el dolor, la inflamación y estimula la respiración mitocondrial.

Estos hallazgos llevaron al equipo de investigación del Departamento de Anatomía y Neurobologia  de la Universidad de California ha preguntarse si la señalización de la PEA regulada por el NAAA en el PPAR-a podría contribuir a la aparición del dolor crónico después de una lesión somática, cuando la presión para provocar una adaptación neuroplástica intensifica la demanda de bioenergía en las neuronas nociceptivas periféricas y centrales.

Los resultados del estudio muestran que el daño en el órgano final produce un aumento transitorio de la expresión de NAAA y la consiguiente supresión de la señalización mediada por PEA en los segmentos inervadores de la médula espinal. Este evento redirige el metabolismo local desde la respiración mitocondrial de alto rendimiento energético hacia la glucólisis aeróbica generadora de biomasa, un fenómeno similar al efecto Warburg descrito por primera vez en células cancerosas en proliferación.

La desactivación del NAAA durante esta ventana temporal crítica restablece la activación normal de PPAR-a mediada por la PEA, detiene la reprogramación metabólica y aborta la transición a la cronicidad del dolor. Esta acción identifica al NAAA y a su complejo de señalización afín como una diana molecular susceptible de ser medicada para la prevención del dolor crónico.

Fuente bibliográfica

DOI: 10.1126/sciadv.abi8834

Ciencia y Medicina

Destacado Agenda de Eventos

I Congreso internacional RIADIS

20 Enero 2022

Aprendizaje y servicio en actividad física y el deporte para la inclusión social.

...

Destacado Artículos Destacados

Enfermedades crónicas y residuos químicos exógenos

08 Noviembre 2021

La morbilidad de las principales enfermedades crónicas, como la obesidad, hipertensión, diabetes,  hiperuricemia y la dislipidemia, al...

Estimulación magnética del cerebro mejora la memoria episódica

29 Octubre 2021

La codificación de los recuerdos episódicos se basa en el procesamiento de la información específica del estímulo e implica a la cor...

Destacado Progresos Médicos

Optogenética: el poder de la luz

15 Noviembre 2021

El Premio Lasker de Investigación Médica Básica de este año fue para los doctores Deisseroth, Hegemann y Oesterhelt por sus contribuc...

Alcances de un código genético sintético

18 Octubre 2021

Las últimas investigaciones han aprovechado la redundancia en el código genético para diseñar proteínas con aminoácidos no naturale...