SAVALnet EC

https://www.savalnet.ec/cienciaymedicina/destacados/deteccion-molecular-de-patogenos-posparto-para-el-cuidado-perinatal.html
05 Diciembre 2023

Detección molecular de patógenos posparto para el cuidado perinatal

La presencia de ADN de la bacteria Streptococcus agalactiae en la placenta se asocia con un mayor riesgo de morbilidad en recién nacidos.

Streptococcus agalactiae (estreptococos del grupo B, GBS) está presente en el tracto genital de alrededor del 20% de las mujeres y es la causa más común de sepsis en recién nacidos, por tanto, es una enfermedad de aparición temprana. Trabajos anteriores han detectado ADN de esta bacteria en la placenta de aproximadamente el 5% de las mujeres, antes del inicio del trabajo de parto, pero se desconoce la importancia clínica de este hallazgo. 

En este artículo, utilizaron datos y muestras biológicas de una cohorte prospectiva de más de 4.000 mujeres para determinar si la presencia de ADN de GBS en la placenta se asociaba con el riesgo de morbilidad neonatal. Se llevó a cabo un estudio de casos y controles en la unidad neonatal del Hospital Rosie en Cambridge.

En un primer análisis, de 436 bebés nacidos a término (≥37 semanas de gestación), extrajeron el ADN del tejido placentario y lo secuenciaron encontrando que el 23,3% presentaron GBS. Con esta información, realizaron un segundo estudio con otros 239 casos de ingreso a la unidad neonatal y 686 controles a término.

De los bebés ingresados, 36 presentaron GBS placentario, 10 exhibieron evidencia de sepsis probable, pero con cultivo negativo, 2 sepsis por GBS comprobada, 6 corioamnionitis (inflamación de las membranas fetales) y 5 funisitis (inflamación del cordón umbilical). La tormenta de citocinas fetales, es decir, dos o más citocinas proinflamatorias (>10 veces la mediana de los niveles de control en la sangre del cordón umbilical), se detectó en el 36% de los bebés con esta bacteria en la placenta y en el 4% sin esta. En general, aproximadamente en 1 de cada 200 nacimientos a término se identificó GBS en la placenta, lo que se asoció con el ingreso y la morbilidad del lactante en la unidad neonatal.

La aplicación clínica inmediata de estos resultados puede ser limitada, ya que actualmente no es factible analizar la placenta para detectar la presencia de niveles extremadamente bajos de ADN de GBS, dentro de un plazo que se pueda informar inmediatamente en la atención neonatal. Sin embargo, se ha desarrollado una batería de métodos moleculares novedosos para la detección rápida de patógenos. Es posible que los avances tecnológicos en este campo puedan aplicarse en el entorno perinatal para la detección del GBS placentario.

Fuente bibliográfica

https://doi.org/10.1038/s41564-023-01528-2

Ciencia y Medicina

Destacado Agenda de Eventos

FLASO & SPEO 2024

04 Abril 2024

El XV Congreso de la Federación Latinoamericana de Sociedades de Obesidad (FLASO) y el II Congreso Paraguayo de Obesidad convoca a espec...

Destacado Artículos Destacados

Embarazo seguro después del cáncer de mama

19 Enero 2024

La gestación en jóvenes con diagnóstico previo de la patología y portadoras de mutaciones en BRCA tiene un pronóstico materno y feta...

Inmunoterapia frente al virus sincicial respiratorio

11 Enero 2024

La administración en dosis única del anticuerpo nirsevimab protege a los lactantes de la hospitalización por infección del tracto res...

Destacado Progresos Médicos

Un nuevo camino para la administración de fármacos al cerebro

05 Febrero 2024

El tratamiento del alzhéimer tiene la limitante que los medicamentos no pueden atravesar la barrera hematoencefálica. El ultrasonido fo...

Transfusiones sanguíneas en el síndrome coronario agudo

08 Enero 2024

No hay pautas específicas en pacientes con infarto agudo de miocardio; no obstante, investigaciones recientes sugieren una estrategia de...