SAVALnet EC

https://www.savalnet.ec/mundo-medico/entrevistas/buscamos-cumplir-con-las-expectativas-del-paciente-que-necesita-una-cirugia-ortognatica.html
14 Febrero 2022

Dr. Juan Carlos Pastor:

“Buscamos cumplir con las expectativas del paciente que necesita una cirugía ortognática”

El procedimiento es invasivo, pero ofrece resultados seguros y predecibles gracias a la incorporación de adelantos tecnológicos que permiten simularlo y planificar sus detalles.

La cirugía ortognática es un procedimiento quirúrgico destinado a corregir anomalías o dismorfosis dentofaciales, mediante el movimiento de los maxilares en los tres sentidos del espacio. “Su objetivo es lograr una relación maxilomandibular funcional, armónica y estable en el tiempo”, comenta el doctor Juan Carlos Pastor, cirujano maxilofacial de los hospitales Las Higueras de Talcahuano y Dr. Guillermo Grant Benavente de Concepción en Chile.

Estas alteraciones ocurren cuando los huesos maxilares presentan un exceso o déficit de crecimiento en sentido sagital vertical o transversal. La intervención permite posicionar adecuadamente los huesos maxilares logrando la simetría del rostro y mejorando las funciones propias del sistema estomatognático como la masticación, deglución, respiración y fonación.

“El propósito de la cirugía ortognática es funcional, principalmente en los pacientes con síndrome de apnea obstructiva del sueño (SAHOS). Sin embargo, el resultado final tiene además un alto impacto en lo estético y psicológico. Muchos de quienes llegan a pabellón ha sufrido bullying en alguna etapa de su vida. Luego de la operación mejora considerablemente su autoestima con un importante beneficio psicosocial”.

Existen cinco procedimientos quirúrgicos para corregir anomalías dentofaciales: la osteotomía Le Fort I, osteotomía sagital de rama mandibular, genioplastia, osteotomías segmentarias del maxilar superior y la condilectomía. 

“Todos estos procedimientos son complejos y no están exentos de complicaciones. Se pueden realizar en forma aislada o combinados en una misma intervención, según la necesidad del caso, pero requieren ser efectuados por cirujanos maxilofaciales que hayan tenido una curva de aprendizaje en cirugía ortognática”.

- Son operaciones invasivas que requieren una planificación detallada…

Exactamente y por lo mismo los resultados son bastante predecibles. Todos los pacientes parten con un estudio por imágenes, impresiones de las arcadas dentarias y estudio cefalométrico para establecer un diagnóstico preciso. Luego se inicia la terapia de ortodoncia con fines u objetivos quirúrgicos, el cual continua después de la intervención. Una vez finalizado el tratamiento ortodóncico se lleva a cabo una planificación quirúrgica que hacemos de forma virtual. Existen diferentes software que nos permiten realizar estudios iniciales para establecer diagnósticos y simular cirugías antes de ingresar a pabellón.

- ¿Qué anomalías maxilomandibulares motivan esta cirugía?

Primero que todo, nos preocupa cumplir con todas las expectativas del paciente. Debemos poner todos nuestros conocimientos y herramientas tecnológicas en beneficio de sus necesidades morfofuncionales. Muchas veces son personas que ingresan a tratamiento a corta edad y por diferentes razones se operan cuando son adultos estableciéndose una relación más estrecha con el equipo tratante.

Todas las disfunciones dentofaciales provocan alteraciones en la oclusión, lo que se traduce en una mala función masticatoria y muchas veces en la fonación. Pueden acarrear también alteraciones en la articulación temporomandibular y en todos los casos hay un compromiso estético.

A mi parecer, la que tiene mayor porcentaje de riesgo de no ser tratada es la anomalía clase II esqueletal (mandíbula con falta de desarrollo en sentido sagital), asociada a SAHOS. Al no ser abordada cuando tiene indicación quirúrgica puede conducir a un deterioro progresivo con compromiso respiratorio, trastornos cardíacos y neuropsiquiátricos. 

La anomalía clase III esqueletal (mandíbula de mayor tamaño en sentido sagital en relación con el maxilar) sigue siendo la patología de mayor prevalencia en nuestro medio y la que más tratamos

- ¿Cómo es el postoperatorio? 

En una cirugía ortognática de doble o triple procedimiento los pacientes requieren generalmente dos a tres días de hospitalización. Son dados de alta con función, es decir pueden abrir y cerrar la boca. Se pueden alimentar con un régimen completo licuado inicialmente durante los primeros días y luego pasar a papilla. A partir de la tercera semana se empiezan a introducir alimentos de mayor consistencia.

Durante la primera semana el paciente está con inflamación, con una regresión progresiva del edema durante la segunda semana. En general tolera de buena forma el postoperatorio y el dolor es leve a moderado. A partir de la cuarta semana pueden retomar sus actividades normales.

La principal restricción es la actividad física intensa. Después de un mes las personas pueden volver de forma lenta a practicar deporte aumentando gradualmente el esfuerzo hasta llegar a su nivel normal. Posterior a la cirugía deben seguir con el tratamiento de ortodoncia postquirúrgico por alrededor de seis a ocho meses para lograr una oclusión estable y funcional.

- Profundicemos en el aspecto estético…

Actualmente con esta cirugía siempre esperamos un resultado estético positivo. Es un factor que los pacientes valoran. Antes el resultado estético era un subproducto o agregado en la corrección de la anomalía dentofacial. El concepto de ortofacial le da el mismo énfasis a la armonía facial agregando procedimientos estéticos secundarios.

- Por último, ¿qué adelantos destacaría y cuál es rumbo de las principales líneas de investigación?

Algunos adelantos materializados han dado un gran impulso a este campo. Por ejemplo, los programas computacionales que permiten planificar cirugías, no solo ortognáticas, sino que también reconstructivas de los maxilares con injertos microvascularizados. Destaco además su aplicación en traumatología y cirugía guiada para la regeneración ósea y colocación de implantes oseointegrados. Lo mismo en la utilización de guías de corte y placas preformadas en procedimientos ortognáticos y reconstructivos de los maxilares. Las principales investigaciones se desarrollan en las áreas de ingeniería tisular y cirugía robótica maxilofacial. Sus horizontes son aún insospechados.

Por Óscar Ferrari Gutiérrez

Mundo Médico

Destacado Agenda de Eventos

I Congreso internacional RIADIS

20 Enero 2022

Aprendizaje y servicio en actividad física y el deporte para la inclusión social.

...

Congreso odontología digital y nuevas tecnologías

28 Enero 2022

Ésta es la cita anual más importante del sector de la odontología digital en España, y única por su carácter transversal, ya que en...