https://www.savalnet.ec/mundo-medico/entrevistas/la-endometriosis-afecta-radicalmente-la-calidad-de-vida.html
02 Septiembre 2019

Dr. Hugo Sovino Sobarzo:

“La endometriosis afecta radicalmente la calidad de vida”

Ginecólogo y experto en reproducción brinda atención integral a mujeres que experimentan dolor crónico y problemas de fertilidad a causa de esta patología.

La endometriosis es una afección crónica que afecta a cerca de un 10% de las mujeres en edad fértil. De no tratarla, puede llegar a ser una enfermedad debilitante debido a la sensación de dolor continuo, aunque en otros casos es asintomática. 

El experto en reproducción y jefe del Centro de Endometriosis de Clínica Indisa en Chile, Hugo Sovino, asegura que para establecer el diagnóstico es fundamental conocer la historia clínica de la paciente y la posterior realización de un examen físico ginecológico. 

“Uno de los mayores problemas con esta patología es que, la mayoría de las veces, la sospecha diagnóstica es más bien tardía, llegando incluso a detectarse luego de cinco a 10 años desde el comienzo de los síntomas”, precisa.

- Doctor, ¿qué es la endometriosis y cuál es su prevalencia?

Se trata de una enfermedad crónica, de carácter benigna, que se reduce a la presencia de estromas y glándulas endometriales fuera del útero. Estas alteraciones suelen ocurrir, principalmente, en la pelvis, ovarios, peritoneo, intestino o vejiga. Se caracteriza por ser una afección que genera inflamación crónica, produce dolor y está muy ligada a casos de infertilidad. Respecto a su prevalencia, de las pacientes que presentan dolor pélvico, afecta a un 75% y en el caso de parejas que consultan por infertilidad, entre un 30% a 40%. Es una patología que sufre la mujer en la edad reproductiva. Otro dato importante a mencionar es que la hija de una mujer con endometriosis tiene siete veces más probabilidades de desarrollarla, que una que no lo sea.

- ¿De qué manera puede presentarse?

Existen tres formas diferentes: la endometriosis peritoneal, en la que aparecen implantes superficiales en el peritoneo; la endometriosis ovárica; y la endometriosis profunda, en la cual los implantes penetran profundamente por debajo del peritoneo, una zona de peligro ya que ahí residen importantes estructuras, nervios pélvicos, uréteres, recto y vejiga, lo que hace que esta sea la forma más grave de la enfermedad-.

- ¿Qué síntomas deben alertar?

Principalmente, hay que fijarse en las tres D, es decir, si la paciente presenta dismenorrea, disquecia y dispareunia. Esos son los signos más significativos, pero también hay que poner atención a la presencia de sangre en la orina y fatigas. Si uno se fija, son síntomas que pueden llegar a afectar de manera importante la calidad de vida de la mujer, es decir, no se trata solamente de algo ligado a la salud, sino al aspecto social, recreacional, laboral y de pareja. En Estados Unidos se realizó un estudio que arrojó que el 19% de los matrimonios se divorcian, porque su relación sexual es problemática. En Europa se han evaluado pérdidas de casi 30 mil millones de euros anuales por ausentismo laboral debido a esta patología. 

- Por último, ¿cuáles son las complicaciones más graves que pueden derivarse de esta afección?

Además de la baja en la calidad de vida, lo primero es la esterilidad y el dolor crónico. Luego, todo lo que tiene que ver con la afectación de órganos pélvicos como el intestino, uréter o vejiga. En caso que sea necesaria una cirugía, es importante recalcar que se trata de un procedimiento muy complejo y de altos requerimientos técnicos, por lo que solo debería llevarse a cabo por ginecólogos muy experimentados.

Por María Ignacia Meyerholz