SAVALnet EC

https://www.savalnet.ec/mundo-medico/entrevistas/la-prevencion-en-trauma-ocular-es-un-reto-para-los-paises-latinoamericanos.html
12 Septiembre 2022

Dr. Carlos Wong Morales:

“La prevención en trauma ocular es un reto para los países latinoamericanos”

Se trata de un tema primordial y con desafíos, porque estas lesiones dejan secuelas que representan déficit funcional. En la región, sus principales causas son accidentes laborales, del hogar y perjuicios relacionados con violencia. 

El trauma ocular es causa frecuente de consulta en los servicios de urgencia en personas en edad productiva. A nivel mundial, es el principal motivo de morbilidad oftalmológica y de casi un tercio de los casos de pérdida unilateral de la visión en jóvenes. 

“De ahí la importancia de la prevenir”, comenta el doctor Carlos Wong Morales -médico de la Universidad Peruana Cayetano Heredia de Lima y oftalmólogo de la Fundación Oftalmológica de Santander Carlos Ardilla Lulle (FOSCAL) en Bucaramanga, Colombia- quien preside la Asociación Panamericana de Trauma Ocular (APTO), organismo con más de tres décadas de historia que, en los últimos 20 años, se ha encargado de posicionar este problema de salud a nivel regional.

“Estamos trabajando fuertemente para crecer. Ya organizamos el primer Congreso Panamericano en Chile en 2019, el siguiente será en Cuenca (Ecuador) en enero del próximo año y también traeremos por tercera vez, junto al doctor Hugo Ocampo de Colombia, el Congreso de la International Society of Ocular Trauma (ISOT) a Cartagena de Indias en agosto de 2023, ya se había realizado en Argentina y México previamente. El objetivo es convocar a los colegas para madurar como especialidad y aunar criterios para un abordaje integral”. 

- ¿Cuál es realidad latinoamericana?

El trauma ocular está subreportado, porque muchos de ellos se pierden en el camino. En nuestros países la cobertura médica está muy centralizada en las capitales, por lo que -muchas veces- se llega tarde, cuando el daño es irreversible. Entonces, el abordaje primario está limitado por la cantidad especialistas y su conocimiento en esta materia. En ese sentido, la capacitación continua es importante para realizar un mejor y oportuno manejo. La virtualidad nos ha permitido organizar encuentros y también orientar a algún profesional que lo necesita al tratar un problema de este tipo. Definitivamente, es algo que nos llega a todos. Desde médicos generales -que son los profesionales que encontramos en varias provincias del continente- hasta médicos urgenciólogos, pasando por oftalmólogos. 

- ¿Qué tipos de traumas existen y cómo se clasifican?

Los podemos dividir en abiertos y cerrados. Los primeros son casos muy graves que deben intervenirse de urgencia y en los que puede -incluso- haber cuerpos extraños dentro del ojo, y el riesgo de infección es alto. La mayoría de estos pacientes termina con una pérdida de visión importante. Pueden ser penetrantes (un cuerpo extraño entra y sale, dejando un hueco) o perforantes (deja dos orificios, es decir, hay rotura y tiene peor pronóstico).

El cerrado se trata de una contusión o laceración no penetrante, generalmente, provocada por un objeto romo que incide o golpea a alta velocidad la superficie del ojo y puede dañar diversas estructuras. 

Internacionalmente contamos con la Birmingham Eye Trauma Terminology (BETT), un sistema de clasificación de lesiones mecánicas oculares que fue creada por el doctor Ferenc Kuhn para estandarizar y unificar criterios del estado del ojo lesionado sin el diagnóstico de alteraciones específicas. Distingue entre trauma cerrado y abierto, dependiendo de la integridad de la pared ocular (córnea y esclera). Posee dos parámetros anatómicos y dos funcionales que, de manera independiente, tienen valor pronóstico para el desenlace visual. Su ventaja es que no es necesario instrumental especializado por lo que puede aplicarse en un primer nivel de atención. Incorpora todos los tipos de heridas mayores y procura una definición clara de cada término.

Por otro lado, tenemos el Ocular Trauma Score (OTS), que nos es útil para guiar el tratamiento, rehabilitación, para entregar información, asesoría y manejar el pronóstico. De acuerdo con la puntuación obtenida, el ojo traumatizado puede ubicarse en una de cinco categorías, cada una de las cuales tiene una probabilidad distinta de alcanzar un rango de visión.

- ¿Qué particularidades y desafíos presenta esta problemática en la región?

La resolución representa un gran reto en los países latinoamericanos. Como tenemos más ruralidad o labores de trabajo relacionadas con ella, los traumas por cuerpos extraños o vegetales en agricultores son más prevalentes que en América del Norte o Europa. La falta de elementos de protección personal y el que no tengamos acceso adecuado a una atención primaria en esas zonas juega en contra del pronóstico. 

- ¿Por eso es tan necesario tomar medidas de prevención?

Si consideramos que el 90% de los traumas son evitables, la respuesta es más que afirmativa. Esta problemática tiene distintos escenarios de riesgo: trabajo, deporte, accidentes de tránsito, labores domésticas e incidentes con niños en casa y la guerra, agresiones o enfrentamientos. Para cada uno de ellos existen medidas a adoptar. En el plano laboral, por ejemplo, podríamos disminuir los casos de ceguera educando a las empresas para que incorporen medidas de autocuidado y protección entre sus trabajadores potencialmente expuestos a accidentes, así como a los profesionales ocupacionales para que sepan cómo hacer un manejo primario adecuado de quemaduras o laceraciones.

Los kit de protección oftalmológicos para quienes realizan deportes es esencial, así como el autocuidado de los ojos en casa a la hora de realizar labores de riesgo como carpintería o jardinería, donde algún elemento puede provocar daño a este órgano o cuando se está con menores. En ese sentido, hay que tener claro que donde hay niños, puede haber accidentes. Por eso debemos estar atentos a que no existan elementos punzantes cerca de ellos. Muchos de los traumas oculares se dan en este grupo. 

Este es un problema de salud pública que afecta con mayor frecuencia a personas en edad productiva y menores. Por eso instauramos el 23 de agosto como el Día Internacional de la Prevención del Trauma Ocular. Es decir, venimos trabajando -hace varios años- en la educación de los médicos ocupacionales que tienen contacto con empresas. Desde esa tribuna pueden estimular la prevención. Todos podemos ayudar. 

Además, educar a la población para que tenga chequeos oftalmológicos anuales es algo que como especialistas permitiría revisar los factores de riesgo, porque los chequeos de rutina nos pueden llevar a detectar algunas cosas a tiempo.

- En sus diferentes formas de presentación, ¿cuáles son las complicaciones posteriores más frecuentes?

Muchos de estos traumas necesitan una rehabilitación visual. Con el tiempo, se puede generar una catarata, que tenemos que quitar y poner un lente intraocular. Cuando se desprende la retina, la recuperación es más lenta, porque dejamos aceite de Silicón que, en algún momento, debemos retirar y, de pronto, colocar un lente de forma secundaria. Algunos pacientes pueden necesitar trasplante de córnea, que no se realiza inmediatamente, sino que meses o años después. Las complicaciones son un tanto impredecibles, dependen de cada persona.

También hay quienes necesitan rehabilitación psicológica y de reintegración a las actividades de la vida diaria, cuando el trauma es mayor y deja secuelas físicas en la órbita o en la cara. El acompañamiento en estos casos es necesario. 

- ¿Se está convirtiendo el trauma ocular en una subespecialidad?

Así es. En la oftalmología tenemos varias: superficie ocular, córnea, cataratas, retina, glaucoma, estrabismo, pediatría, neurología, oculoplástica, pero el trauma ocular, finalmente, se da en toda la estructura del ojo. Entonces cada profesional lo maneja a su manera y no hay un consenso. Queremos unificar los criterios para que todos lo manejemos de la misma forma. Desde APTO estamos trabajando en educación y capacitación para que aprendamos entre todos para, en un futuro cercano, contar con guías latinoamericanas. 

- ¿Cuéntenos sobre el próximo de Congreso de APTO?

El próximo Congreso Panamericano de Trauma Ocular lo realizaremos en enero de 2023 en la ciudad de Cuenca en Ecuador. Nuestro objetivo principal es que la especialidad siga creciendo en el continente. Como asociación estamos tratando de realizar más investigación y de llevar la innovación a todos los rincones para que los pacientes tengan la oportunidad de ser tratados de la misma manera. Aprovecho la instancia para invitar a los colegas a presentar casos clínicos y compartir experiencias. La idea es que enriquezcamos el conocimiento en esta problemática de salud pública. A todos quienes quieran participar, se pueden contactar con nosotros a través de nuestra cuenta de Instagram APTOonline. Estamos abiertos a recibir los trabajos que quieran presentar. 

Por Carolina Faraldo Portus

Mundo Médico

Destacado Agenda de Eventos

18º Congreso mundial de terapia ocupacional

28 Agosto 2022

Encuentro busca fomentar el compañerismo profesional, intercambiar información técnica y científica y promover altos estándares de p...

AAO-HNSF 2022 Annual meeting & oto experience

10 Septiembre 2022

La reunión anual de la AAO-HNSF presenta a los líderes más destacados en otorrinolaringología y los últimos productos disponibles pa...