SAVALnet EC

https://www.savalnet.ec/mundo-medico/entrevistas/los-padres-juegan-un-rol-crucial-en-el-cuidado-del-prematuro.html
25 Abril 2022

Dr. Juan Antonio Pereira:

“Los padres juegan un rol crucial en el cuidado del prematuro”

La evidencia indica que relación y colaboración entre médicos y familiares para contribuir al bienestar físico y psicomotor es el factor más importante para lograr una evolución favorable de estos pacientes.

Según la Organización Mundial de la Salud, el parto prematuro (PP) es aquel que ocurre antes de las 37 semanas. “El límite inferior de edad gestacional que establece la separación entre este y el aborto es de 22 semanas, 500 g. de peso fetal o 25 cm. de longitud”, explica el doctor Juan Antonio Pereira, ginecólogo y subespecialista en medicina materno fetal de la Universidad Central de Venezuela, que trabaja en los Centros Médicos Ecolook y Santa Catalina de la ciudad de Rancagua en Chile. 

El Colegio Americano de Obstetricia y Ginecología, “lo define como los alumbramientos entre las 20 y 37 semanas de vida. Sin embargo, no existe sobrevida entre 20+0 y 22+6 semanas. Otros datos, como el estudio sobre los nacimientos de Estados Unidos y Australia en la década pasada, muestra que en el período entre las 22+0 y 23+6 semanas existe un 98% de mortalidad y entre los sobrevivientes, solo un 1% lo hacen sin daño neurológico”, dice.

Las cifras oficiales de la OMS destacan que la tasa de prematurez es de alrededor del 10% del total de partos globales. En esa línea, la evidencia científica disponible “nos lleva a la convicción de que los desafíos en este campo se relacionan con la búsqueda de un nuevo paradigma, donde la investigación científica tiene un rol fundamental para: aproximarnos a su control, conocer los verdaderos marcadores clínicos y biológicos que nos permitan hacer una medicina preventiva válida, mejorar los métodos diagnósticos y así anticipar potenciales eventos y, por supuesto, contar con una terapéutica más etiopatogénica. Esperemos que en un futuro próximo dispongamos de estos recursos”.

- ¿Qué puede provocar un alumbramiento anticipado?

El factor de riesgo más importante para un PP es el antecedente de uno previo < 36 semanas (entre 30% a 50%) y le sigue el embarazo gemelar (50%). También puede incidir una cirugía cervical anterior, legrados múltiples, malformaciones uterinas, concepción por fecundación asistida, enfermedad fetal, sangrado vaginal, poli u oligoamnios, patologías prexistentes en la madre, abuso de sustancias, cérvix corto entre las 14 y 28 semanas, entre otros.

- Esta es la causa más importante de morbilidad y mortalidad perinatal. ¿De qué depende el riesgo de muerte o enfermedad en estos pequeños?

La morbilidad en estos casos va a obedecer al peso al nacer, edad gestacional, presencia de malformaciones fetales, etiología del parto y características de la unidad de cuidados intensivos. El riesgo es de 1% en el recién nacido (RN) de término y 17% en prematuros. Entre ella destaca la enterocolitis necrotizante (ECN), sepsis neonatal, síndrome de distrés respiratorio (SDR) por enfermedad de membrana hialina (EMH) y hemorragia intracraneana (HIC). Excluyendo las malformaciones congénitas, el 75% de las muertes perinatales y el 50% de las anormalidades neurológicas de la infancia son atribuibles directamente a la prematurez, lo que demuestra la magnitud del problema. En ese sentido, los esfuerzos deben enfocarse en prevenirla en su grado extremo y severo, ya que estos niños presentan mayores secuelas. Afortunadamente la mayoría de ellos nace sobre las 34 semanas de gestación, edad en la cual la morbilidad es más leve. Las complicaciones secundarias son la causa directa más importante de mortalidad, siendo responsable de 35% del total de decesos a nivel mundial. Además, son la principal causa de mortalidad en menores de cinco años.

- Gracias a la tecnología incorporada en las unidades de neonatología es posible ofrecer protección neurológica y mejorar la madurez de órganos fundamentales. Pero igualmente presentan problemas ¿cuáles son los más comunes?

Los prematuros extremos concentran patologías de mayor gravedad como ductus arterioso persistente, SDR, HIC, sepsis, ECN, osteopenia, fibroplasia retrolental, displasia broncopulmonar o morbilidad neurológica, anormalidades de las funciones cognitivas, leucomalacia periventricular y parálisis cerebral. Ya desde las 28 semanas en adelante, la sobrevida es casi 100% y patologías como hemorragia intracraneana y sepsis se vuelven menos frecuentes (20%). El SDR por EMH reduce su frecuencia y después de las 34 semanas es prácticamente inexistente. Después de ese tiempo existe un riesgo muy reducido de morbilidad. Los prematuros tardíos sufren patologías leves como depresión neonatal, trastornos metabólicos, taquipnea y alteraciones hidroelectrolíticas y de la termorregulación.

- ¿Por qué la displasia broncopulmonar es tan frecuente?

En los prematuros existe una insuficiente producción de surfactante pulmonar por los neumocitos II, por lo que el alvéolo tiende al colapso. Esta condición se manifiesta clínicamente por dificultad respiratoria e hipoxemia, que pueden conducir a la muerte. A este problema se le conoce clínicamente como síndrome de distrés respiratorio (SDR) o enfermedad de membrana hialina (EMH), por su imagen radiográfica característica.

- De qué manera se aborda la salud psicológica de la madre y el entorno familiar frente a estos casos…

Esta es una situación muy estresante para las mujeres que lo sufren, ya que supone enfrentarse a una realidad no esperada, en la que se pierden las expectativas sobre la vivencia del embarazo y el parto normal. Además, deben afrontar no solo la separación inicial de su hijo, sino también la pérdida de su rol. Es por eso que durante el puerperio están especialmente vulnerables a problemas de salud mental y tienen mayor riesgo de sufrir ansiedad, depresión e incluso síntomas de estrés postraumático. Está comprobado que las intervenciones que mejoran los conocimientos y habilidades de ellas para cuidar a su niño prematuro son estrategias preventivas eficaces para preservar o mejorar su bienestar psicológico. El soporte emocional para las madres que pasan por esta situación es fundamental. En este sentido, las matronas tienen un papel relevante en la detección precoz de estos síntomas durante el embarazo de riesgo como en el propio puerperio para ayudar a empoderarlas en su rol cuidador con actividades como la lactancia, contacto piel con piel o masaje neonatal y así contribuir a mejorar la experiencia de la prematuridad.

- Una vez que son dados de alta ¿cuál es el seguimiento que se debe realizar?

El seguimiento clínico ideal requiere de evaluaciones e intervenciones apropiadas de los problemas médicos, neurológicos y psicológicos en curso por parte de pediatras, neonatólogos, neurólogos infantiles, fisioterapeutas y terapeutas ocupacionales. Los médicos deben ser francos en la discusión de las anomalías encontradas durante las primeras visitas de seguimiento si aumentan el riesgo de un resultado adverso. La relación y colaboración futura de profesionales y familiares es fundamental para la evolución. La comunicación fluida entre los organismos públicos y privados y las asociaciones de pacientes ayuda a prevenir la duplicación de servicios, ofrece contención emocional a los papás y el apoyo médico necesario para un óptimo tratamiento. Los estudios indican que la contribución de los padres para el bienestar físico y psicomotor del niño prematuro es el factor más importante para lograr un resultado favorable a largo plazo.

Por Carolina Faraldo Portus

Mundo Médico

Destacado Agenda de Eventos

I Congreso internacional RIADIS

20 Enero 2022

Aprendizaje y servicio en actividad física y el deporte para la inclusión social.

...

Congreso odontología digital y nuevas tecnologías

28 Enero 2022

Ésta es la cita anual más importante del sector de la odontología digital en España, y única por su carácter transversal, ya que en...