SAVALnet EC

https://www.savalnet.ec/mundo-medico/noticias/consenso-de-rio-en-esofago-de-barrett.html
17 Diciembre 2020

Consenso de Río en esófago de Barrett

World Endoscopy Organization estableció estándares sobre definición y marcas endoscópicas de la enfermedad para establecer puntos de referencias y criterios de calidad.

El esófago de Barret (EB) es una afección adquirida en la que el revestimiento plano y rosado del tubo muscular, que conecta la boca con el estómago, se daña por el reflujo ácido, lo que hace que el revestimiento se engrose y cambie de color.

Los pacientes con esta patología se caracterizan por sufrir severos síntomas de reflujo a edades tempranas, junto con la aparición de daños que incluyen exposición al ácido o contenido bilodigestivo en el esófago superior, extensas hernias hiatales, escasa contractibilidad y virtual ausencia del esfínter gastroesofágico.

Esta anormalidad, que solo se detecta por vía endoscópica, se presenta en un 10 a 15% de los pacientes con reflujo gastroesofágico y, por razones que aún no están del todo claras, su prevalencia ha ido en aumento en los últimos 25 años.

Este 2020, la World Endoscopy Organization (WEO) presentó en el Segundo Congreso mundial de Endoscopía celebrado en Río de Janeiro el nuevo consenso sobre esta condición que predispone al adenocarcinoma esofágico, de ahí la importancia que tiene su detección temprana. 

Creado por el grupo de trabajo del sistema de clasificación y terminología de esófago de Barrett de la WEO, la actualizada declaración fue compartida por el doctor Fabián Emura, presidente de la WEO y profesor de gastroenterología de la Universidad de La Sabana en Bogotá, Colombia.

El especialista destacó que “esta es una enfermedad que tiene un impacto clínico que está aumentando rápidamente. En países como Japón, que tradicionalmente nunca habían tenido enfermedad por reflujo gastroesofágico, vemos una creciente prevalencia de la patología con un 24,1%”.

“Las áreas de investigación actual son la relación con el adenocarcinoma y la pérdida de parámetros de calidad y su pobre adherencia, esto último es lo que ha motivado la generación de este consenso que se enfoca en tres diferentes áreas en relación con el diagnóstico de la enfermedad: marcas endoscópicas; definiciones que, en general, no están bien aplicadas; seguimiento; y clasificaciones”. 

“Todo esto se hace con el propósito de establecer los estándares en cuanto a las definiciones de la enfermedad y las marcas endoscópicas y también para establecer los puntos de referencias a través de los cuales podemos realizar y calificar de manera cuantitativa los criterios de calidad a futuro”, comentó el doctor Emura. 

El manuscrito del consenso que proporciona a los especialistas de todo el mundo consejos prácticos para realizar endoscopia en EB utilizando una terminología unificada está actualmente en proceso de publicación y será compartida prontamente por la WEO con la comunidad médica.