SAVALnet EC

https://www.savalnet.ec/mundo-medico/noticias/contaminacion-y-riesgo-de-obesidad-infantil.html
09 Julio 2020

Contaminación y riesgo de obesidad infantil

Tabaco, polución y entorno urbano pueden influir en la manifestación de esta enfermedad.

Los niveles de contaminación atmosférica siguen siendo peligrosamente elevados en muchas ciudades. Las estimaciones de la Organización Mundial de la Salud indican que nueve de cada 10 personas respiran aire con altos niveles de una compleja mezcla de partículas dañinas y que más de ocho millones mueren por enfermedades no transmisibles relacionadas con este factor.

La exposición a estos agentes se ha vinculado con un aumento del riesgo sobrepeso y obesidad infantil. Así lo confirma un estudio del Instituto de Salud Global de Barcelona (ISGlobal), centro impulsado por la Fundación La Caixa y la Universidad del Sur de California que relacionó 173 exposiciones con esta problemática. 

Se trata de la primera investigación que evalúa esta relación desde una perspectiva del exposoma, es decir desde la totalidad de las exposiciones ambientales que afectan a las personas desde la concepción en adelante, complementando el genoma.

El trabajo, publicado en la revista Environmental Health Perspectives, se inició con más de 1.300 niños y niñas de seis a 11 años de cohortes de nacimiento de seis países europeos: España, Francia, Grecia, Lituania, Noruega y Reino Unido.

Se recogieron una serie de datos relacionadas con el sobrepeso y la obesidad de los niños y niñas: índice de masa corporal (IMC), circunferencia de la cintura, grosor de los pliegues cutáneos y niveles de grasa corporal, a los que se sumaron análisis de sangre y de orina, tanto de los niños como de sus madres durante el embarazo. 

En paralelo, se estimaron un total de 77 exposiciones durante el embarazo y 96 exposiciones infantiles, incluyendo contaminantes del aire, características del entorno construido, acceso a espacios verdes, tabaquismo y contaminantes químicos, orgánicos persistentes, metales, ftalatos, fenoles y pesticidas.

Las conclusiones evidenciaron que la exposición al humo del tabaco materno durante el embarazo y al pasivo durante la infancia, a la contaminación atmosférica y las características del entorno construido se asociaban con un índice de masa corporal mayor en la infancia. 

“Esta investigación demuestra que la modificación de las exposiciones ambientales a principios de la vida puede limitar el riesgo de obesidad y sus complicaciones asociadas, lo que tiene importantes implicaciones para la salud pública, ya que ayuda a identificar las amenazas relacionadas con la obesidad infantil para la prevención e intervención temprana”, explicó la doctora Martine Vrijheid, coautora e investigadora de ISGlobal.

Referencia
Vrijheid M, Fossati S, Maitre L, et al. Early-Life Environmental Exposures and Childhood Obesity: An Exposome-Wide Approach. Environ Health Perspect. 2020;128(6):67009