SAVALnet EC

https://www.savalnet.ec/mundo-medico/noticias/defectos-congenitos-en-la-primera-infancia.html
01 Abril 2021

Defectos congénitos en la primera infancia

En la región, 15 países cuentan con sistemas de vigilancia de estas anomalías.

En América Latina y el Caribe, una de cada cinco defunciones durante los primeros 28 días de vida, se debe a defectos congénitos, anomalías que pueden ser estructurales o funcionales y que ocurren durante la gestación. Los más comunes y graves son los defectos cardíacos congénitos, del tubo neural y anomalías cromosómicas como síndrome de Down.

La Organización Panamericana de la Salud (OPS) instó a detectar a tiempo estos problemas para proporcionar apoyo y atención continua a los recién nacidos y sus familias con el fin de que adquieran herramientas que desarrollen todo su potencial.

“Los defectos congénitos son una de las principales causas de muerte de los recién nacidos en la región. Sin embargo, en su mayoría se pueden evitar. Para no dejar a ningún niño atrás, es fundamental contar con información oportuna y de calidad sobre estas anomalías en todos los países”, destaca Pablo Durán, asesor regional en salud perinatal del Centro Latinoamericano de Perinatología y Salud de la Mujer (CLAP) de la OPS. 

En 2016, el síndrome congénito de Zika se sumó a esta lista. La emergencia de esta enfermedad y el impacto que tuvo en Las Américas con su asociación a microcefalia y otros defectos congénitos contribuyó a resaltar la necesidad de contar con información que permita intervenir de forma oportuna. 

Una reciente publicación de la OPS y el Banco Mundial, que contó con el financiamiento de la Agencia de los Estados Unidos para el Desarrollo Internacional (USAID), indica que es deseable y fundamental que los países cuenten con un sistema de vigilancia de defectos congénitos.

Argentina, Bolivia, Brasil, Colombia, Costa Rica, Cuba, El Salvador, Guatemala, Honduras, México, Panamá, Paraguay, República Dominicana, Uruguay y Venezuela son los países que cuentan con un sistema de vigilancia de defectos congénitos y están trabajando en esta línea en América Latina y el Caribe.

“Evitar que los niños mueran y ayudarles a que prosperen es nuestra prioridad. Los defectos congénitos representan una importante proporción de las defunciones neonatales en la región y debemos hacer más esfuerzos para prevenirlos y para que todos los países realicen esfuerzos para concientizar sobre el problema e implementar acciones de vigilancia en los sectores de salud y gobierno”.

Cabe destacar que el CLAP de la OPS está construyendo un registro regional de defectos congénitos a partir de los reportes de los sistemas de vigilancia de los países antes mencionados.