SAVALnet EC

https://www.savalnet.ec/mundo-medico/noticias/preparacion-frente-a-brotes-recurrentes-de-covid-19.html
13 Julio 2020

Preparación frente a brotes recurrentes de COVID-19

Organización Panamericana de Salud enfatizó que liderazgo, manejo de datos y sistemas sólidos de salud serán esenciales para asegurar respuesta efectiva en los próximos dos años. 

En ausencia de tratamientos efectivos o la disponibilidad amplia de una vacuna, la Región de las Américas y El Caribe podría experimentar brotes recurrentes de la COVID-19, intercalados con períodos de transmisión limitada por los próximos dos años.

Así lo dio a conocer la doctora Carissa F. Etienne, directora de la Organización Panamericana de la Salud (OPS), quien recalcó que el liderazgo, el manejo adecuado de buenos datos y los sistemas de salud sólidos serán fundamentales para asegurar una respuesta efectiva frente a una pandemia que cambia rápidamente. 

“Ahora es el momento de que líderes superen divisiones políticas y fronteras geográficas para aumentar el apoyo para una respuesta proporcional a esta crisis sin precedentes. Debemos ser realistas sobre el futuro: todos tenemos que adaptarnos a una nueva forma de vida y redefinir nuestro sentido de lo ‘normal’”. 

Los Estados Miembros de la OPS aprobaron esta semana en el Comité Ejecutivo de la organización una resolución que “busca equilibrar la triple amenaza que esta pandemia representa para la salud de los pueblos, el bienestar social y las economías nacionales”.

La directora de la OPS dijo que los países deben ajustar y coordinar su respuesta a la COVID-19 en base a datos cada vez más detallados. “Los gobiernos tendrán que tomar decisiones, considerando simultáneamente indicadores de salud, económicos y sociales. Esto permitirá a los funcionarios de salud comprender dónde se está acelerando la transmisión y qué grupos corren un mayor riesgo con el fin de orientar mejor sus esfuerzos”. 

En ese sentido, argumentó que la flexibilidad en la respuesta es clave. Tanto las medidas de salud pública, como los esfuerzos de protección social “tendrán que ser revisados periódicamente para minimizar el impacto del virus en nuestras sociedades. La provisión de protección social, financiera y fiscal, especialmente en las comunidades que dependen en gran medida de las economías informales es fundamental”.

La autoridad internacional instó a priorizar la detección temprana de casos sospechosos, las pruebas de laboratorio, el seguimiento de contactos y la cuarentena como base de una estrategia específica y sostenible para controlar la COVID-19. 

También hizo un llamado a fortalecer los sistemas de salud, a los que consideró la “defensa más fuerte contra la COVID-19 hoy y en el futuro. Si asignamos recursos a centros de salud primaria, hospitales y laboratorios, incrementamos la fuerza laboral en salud, invertimos en funciones esenciales y ampliamos nuestras reservas y suministros, podremos mantenernos adelante de la pandemia y salvar vidas”.