SAVALnet EC

https://www.savalnet.ec/mundo-medico/reportajes/body-shaming-mas-alla-de-la-insatisfaccion-corporal.html
16 Mayo 2022

Body Shaming, más allá de la insatisfacción corporal

Comentarios críticos sobre el aspecto físico de otros son parte del diario vivir, sobre todo en redes sociales. Esta tendencia puede promover trastornos de la conducta alimentaria y una preocupación excesiva por la apariencia.

La imagen corporal (IC) de perfección impuesta por la publicidad, los medios de comunicación y, actualmente, las redes sociales le han hecho un flaco favor a la salud mental y espíritu de la sociedad, generando una epidemia de gordofobia [1] y Body Shaming de la que muy pocas naciones han logrado librarse. 

La necesidad excesiva, compulsiva y morbosa de estar, sentirse y parecer bellos ante los demás ha hecho que la anorexia, bulimia, vigorexia, tanorexia o la afición a operarse -por nombrar algunas- sean una buena radiografía para identificar de qué están enfermando mujeres y hombres en este siglo: insatisfacción con su propio cuerpo [2].

Diversos estudios exploran el impacto que tienen las plataformas sociales sobre la percepción anatómica, el riesgo de desencadenar trastornos de la conducta alimentaria (TCA), y su potencial positivo para mitigar estos efectos nocivos [3].

Vergüenza corporal

El Body Shaming se refiere a la “acción de señalar y avergonzar a alguien por su cuerpo” [4], ya sea a través de comentarios inapropiados o negativos. Este concepto está asociado con un ideal ficticio de perfección que hace que las personas no se sientan a gusto con ciertas partes de su físico por no corresponder a los cánones de belleza, los cuales han cambiado a lo largo de la historia.

Es omnipresente. Está en revistas, periódicos, programas de televisión, películas, conversaciones entre amigos e Internet. Estas acotaciones desagradables pueden desencadenar TCA [5], problemas de autoestima, inseguridad y ansiedad [6], todos acompañados de un sentimiento de insatisfacción recurrente.

El alcance es amplio y puede incluir el sentir ignominia por obesidad, delgadez, altura, vellosidad (exceso o carencia), color de cabello, forma del cuerpo, falta de musculatura, rasgos faciales, por tatuajes o perforaciones mal hechas, incluso por enfermedades que dejan marcas físicas como el acné o la psoriasis.

La doctora Kristin Francis de la Universidad de Utah en Estados Unidos destaca que como psiquiatra con frecuencia trata a pacientes que han sido víctimas de Body Shaming. “Algo que prevalece en nuestra cultura, especialmente entre quienes tienen sobrepeso u obesidad. A menudo se sienten juzgados y evaluados negativamente, incluso por sus médicos. Esto los prepara para un mayor riesgo de padecer trastornos alimentarios y del ánimo, como depresión y dejar de lado hábitos saludables” [7].

Para erradicar esta tendencia lo fundamental es ayudar a los niños a construir desde la primera infancia una relación sana con el cuerpo y mejorar la autoimagen. ¿Cómo se consigue? Hablando de la morfología a partir de su funcionalidad y no del aspecto físico.

“Debemos ayudar a trabajar la autoestima de estos pacientes para que se den cuenta que a la mayoría de las personas no les gusta algo de su apariencia física, pero que tenemos que ignorarlo para hacer las cosas que amamos”.

Desafiando estándares y estereotipos

La evidencia científica también recopila trabajos que muestran cómo la influencia de redes sociales está fomentando trastornos del ánimo en adolescentes, sobre todo en mujeres [8].

Los movimientos Body Positive (BoPo) -que promueven la aceptación de diferentes tipos de cuerpos y la creencia de que todos los individuos deben tener una imagen corporal positiva- están trabajando activamente para generar conciencia sobre la violencia simbólica que ejercen la publicidad y los medios de comunicación al perpetuar ciertos estereotipos de belleza y ayudar a quienes se sienten menoscabados ante ella.

Algunos creen que el BoPo es una manera de promover la gordura y mala salud. Sin embargo, la iniciativa se aleja de esa idea negativa. Su principal objetivo es apreciar y respetar el cuerpo sea cual sea su aspecto. Más allá de la talla, se busca que cada persona se sienta cómoda y segura de su color de piel, tamaño, capacidades y características [9]. 

Tener una mentalidad corporal positiva puede desempeñar un papel importante en cómo los adolescentes y jóvenes se sienten respecto a su apariencia física y autoestima, rasgos que los ayudarán a moldear con confianza su identidad a medida que avanzan hacia la edad adulta.

La ley de los 15 segundos

Hasta hace algunos años los trastornos de la alimentación y la obesidad se consideraban temas separados. Algunas investigaciones demuestran que ambos comparten factores de riesgo y protección [9]. 

Para los especialistas, generar una cultura de amor y respeto es vital para luchar contra el estigma del “cuerpo ideal” y el Body Shaming. En esa línea, promover comportamientos y hábitos de salud que generen bienestar, siendo neutral en cuanto al peso o su pérdida. Es un punto de vista diferente al que deberíamos empezar a acostumbrarnos. 

Esta es la tendencia que se busca instaurar para que todos aspiren a tener una mejor salud en todas las tallas y como una estrategia preventiva de los TCA.

Por eso, antes de opinar sobre el aspecto físico de otro piensa: ¿el receptor del mensaje puede cambiar lo que vas a decir en los próximos 15 segundos? Si no es así, mejor no se lo digas. No sabes el daño que puedes causar con un “simple” comentario. Recuerda, la IC y el peso no necesariamente definen el bienestar y la salud de una persona. 

Referencias
[1] Fulton M, Srinivasan VN. Obesity, Stigma And Discrimination. In: StatPearls. Treasure Island (FL): StatPearls Publishing; March 16, 2021.
[2] de Valle MK, Gallego-García M, Williamson P, Wade TD. Social media, body image, and the question of causation: Meta-analyses of experimental and longitudinal evidence. Body Image. 2021;39:276-292.
[3] Ando K, Giorgianni FE, Danthinne ES, Rodgers RF. Beauty ideals, social media, and body positivity: A qualitative investigation of influences on body image among young women in Japan. Body Image. 2021;38:358-369.
[4] Gilbert P, Miles J. Body Shame: Conceptualisation, Research, and Treatment. New York, NY:Brunner-Routledge.
[5] Chung A, Vieira D, Donley T, et al. Adolescent Peer Influence on Eating Behaviors via Social Media: Scoping Review. J Med Internet Res. 2021;23(6):e19697.
[6] Vall-Roqué H, Andrés A, Saldaña C. The impact of COVID-19 lockdown on social network sites use, body image disturbances and self-esteem among adolescent and young women. Prog Neuropsychopharmacol Biol Psychiatry. 2021;110:110293.
[7] Body Shaming: A Cultural Epidemic. https://healthcare.utah.edu/healthfeed/postings/2015/05/body-shaming-cultural-epidemic.php
[8] Fardouly J, Diedrichs PC, Vartanian LR, Halliwell E. Social comparisons on social media: the impact of Facebook on young women's body image concerns and mood. Body Image. 2015;13:38-45.
[9] Cohen R, Newton-John T, Slater A. The case for body positivity on social media: Perspectives on current advances and future directions. J Health Psychol. 2021;26(13):2365-2373.

Por Carolina Faraldo Portus

Mundo Médico

Destacado Agenda de Eventos

I Congreso internacional RIADIS

20 Enero 2022

Aprendizaje y servicio en actividad física y el deporte para la inclusión social.

...

Congreso odontología digital y nuevas tecnologías

28 Enero 2022

Ésta es la cita anual más importante del sector de la odontología digital en España, y única por su carácter transversal, ya que en...