SAVALnet EC

https://www.savalnet.ec/mundo-medico/reportajes/el-canto-y-su-aporte-a-la-salud.html
11 Abril 2022

El canto y su aporte a la salud

Intervenciones en neuronas específicas mediante voz cantada contribuirían en el abordaje de enfermedades y procesos cognitivos.

 

El positivo impacto de la música en el bienestar y calidad de vida de las personas cuenta con amplia evidencia. Cada vez existen más pruebas sobre sus beneficios en el manejo y rehabilitación de diferentes enfermedades, como también de su capacidad para estimular procesos cognitivos. Pero la ciencia no es amiga de generalizar.

Las intervenciones musicales se asocian con cambios estadística y clínicamente significativos en la salud. Sin embargo, las formas de combinación de ritmo, melodía y armonía son heterogéneas y como consecuencia, sus resultados también. En ocasiones, esto dificulta que los médicos logren usar la música como herramienta terapéutica de manera efectiva. Definir el tipo de intervención, la dosis óptima y el género indicado para distintos escenarios clínicos y de salud pública supone una complicación [1].

En este contexto, investigadores del Instituto de Tecnología de Massachusetts (MIT) identificaron, por primera vez, una población de neuronas en la corteza auditiva del cerebro humano, que responde específicamente a la voz cantada y no a la voz hablada o música instrumental [2]. Se trata de un hallazgo que refuerza estudios previos que concluyen que las terapias musicales deben ser personalizadas [3].

“Descubrimos un grupo de neuronas que se ilumina cuando oímos cantar, lo que no ocurre con la música instrumental. Este trabajo revela algunas de las dimensiones de respuesta dominantes que organizan la corteza auditiva humana, lo cual es muy importante para comprender y modelar estos mecanismos”, comenta Samuel Norman-Haignere, autor principal y profesor asistente de neurociencia en la Universidad de Rochester en Estados Unidos.

“Las representaciones de la música se fraccionan en poblaciones neuronales distintas que responden selectivamente a diferentes tipos de sonido. Entender cómo y por qué se desarrolla esta organización es clave para futuras investigaciones”.

El equipo ya había indagado en este campo en 2015 reuniendo datos mediante imágenes de resonancia magnética funcional [4]. Esta vez utilizaron mediciones de la actividad eléctrica tomadas por electrocorticografía (ECoG) en 15 pacientes epilépticos, lo que proporcionó información más precisa.

Innovación científica

Hace siete años los investigadores identificaron seis poblaciones neuronales con diferentes patrones de respuesta frente a 165 estímulos sonoros: algunos tipos de habla, música y ruidos cotidianos. Al analizar los nuevos datos obtenidos gracias a ECoG observaron un patrón neuronal que solo respondía al canto, distinto a los descubiertos previamente vinculados con la música y el habla. 

“Esta población de neuronas se encuentra en la parte superior del lóbulo temporal, cerca de las regiones que son selectivas para el lenguaje y la música. Su localización sugiere que pueden responder a rasgos como el tono percibido, o la interacción entre las palabras y el tono percibido, antes de enviar la información a otras partes del cerebro para su procesamiento”, explica Samuel Norman-Haignere.

“Debemos aprender más sobre qué aspectos del canto estimulan las respuestas de estas neuronas. Conocer estos mecanismos tal vez nos ayude a prevenir o abordar de manera específica patologías mentales”.

Existe evidencia de la contribución de la musicoterapia en el manejo del cáncer [5] y reducción de riesgos cardiovasculares [6]. También es un reconocido método terapéutico para ayudar a pacientes con trastornos mentales graves, particularmente en la enfermedad de Alzheimer por su alta efectividad, amplio alcance y gran adaptabilidad a sus distintas fases [7]. Según las necesidades del afectado como su edad, cultura o estado emocional se pueden desarrollar sesiones individuales o grupales. Sin embargo, la tendencia es el enfoque personalizado y el tratamiento de una dolencia concreta.

En este sentido, al identificar una determinada población de neuronas alojadas en el lóbulo temporal -el cual desempeña un importante papel en tareas visuales complejas como el reconocimiento de rostros, además de cumplir funciones sobre el lenguaje, memoria, equilibrio y emociones como la ansiedad, placer e ira-, el trabajo liderado por Samuel Norman-Haignere representa una innovación científica.

Investigaciones previas plantean que intervenciones musicales podrían contribuir en el abordaje de problemas funcionales o lesiones anatómicas que provocan epilepsia temporal, déficit cognitivo y alteraciones del lenguaje como afasia, amusia y agnosia [8]. Incluso serían beneficiosas en el manejo de personas con trastorno del espectro autista (TEA).

Los alcances son prometedores y confirman que la música, de una forma u otra, es fundamental para el bienestar físico, mental y emocional del ser humano.

Referencias
[1] McCrary JM, Altenmüller E, Kretschmer C, Scholz DS. Association of Music Interventions With Health-Related Quality of Life: A Systematic Review and Meta-analysis. JAMA Netw Open. 2022 Mar 1;5(3):e223236.
[2] Norman-Haignere SV, Feather J, Boebinger D, Brunner P, et al. A neural population selective for song in human auditory cortex. Curr Biol. 2022 Feb 18:S0960-9822(22)00131-2.
[3] K. Molina-Ampuero, C. Méndez-Orellana, C. Fredes-Roa, D. Toloza-Ramírez. La terapia musical y sus implicaciones en la neurorrehabilitación en pacientes con ictus y con demencia. Neurology Perspectives. 2021. Volume 1, Issue 1, Pages 66-81.
[4] Norman-Haignere S, Kanwisher NG, McDermott JH. Distinct Cortical Pathways for Music and Speech Revealed by Hypothesis-Free Voxel Decomposition. Neuron. 2015 Dec 16;88(6):1281-1296.
[5] Bradt J, Dileo C, Magill L, Teague A. Music interventions for improving psychological and physical outcomes in cancer patients. Cochrane Database Syst Rev. 2016 Aug 15;(8):CD006911.
[6] Vlachopoulos C, Aggelakas A, Ioakeimidis N, Xaplanteris P, et al. Music decreases aortic stiffness and wave reflections. Atherosclerosis. 2015 May;240(1):184-9.
[7] Gómez Gallego M, Gómez García J. Music therapy and Alzheimer's disease: Cognitive, psychological, and behavioural effects. Neurologia. 2017 Jun;32(5):300-308. English, Spanish.
[8] Van der Meulen I, Van de Sandt-Koenderman MW, Heijenbrok MH, Visch-Brink E, Ribbers GM. Melodic Intonation Therapy in Chronic Aphasia: Evidence from a Pilot Randomized Controlled Trial. Front Hum Neurosci. 2016 Nov 1;10:533.

Por Óscar Ferrari Gutiérrez

Mundo Médico

Destacado Agenda de Eventos

I Congreso internacional RIADIS

20 Enero 2022

Aprendizaje y servicio en actividad física y el deporte para la inclusión social.

...

Congreso odontología digital y nuevas tecnologías

28 Enero 2022

Ésta es la cita anual más importante del sector de la odontología digital en España, y única por su carácter transversal, ya que en...