SAVALnet EC

https://www.savalnet.ec/mundo-medico/reportajes/saturnismo-una-vieja-historia-de-envenenamiento.html
18 Abril 2022

Saturnismo: una vieja historia de envenenamiento

La exposición crónica e intoxicación por plomo fue uno de los primeros riesgos ambientales descritos. El problema persiste, porque incluso en concentraciones bajas, tiene efectos negativos en el corto y mediano plazo.

El plomo (Pb), uno de los siete metales conocidos desde la antigüedad, ha sido extraído y utilizado en una variedad de aplicaciones por los seres humanos desde -al menos- el año 4.000 antes de Cristo. A partir de entonces, estamos expuestos a él por medio de fuentes naturales y desechos industriales [1] y a su consecuencia: el saturnismo, envenenamiento por la sustancia. 

A pesar de que la concentración ambiental ha disminuido en épocas recientes, el reconocimiento de sus efectos adversos en el cuerpo humano ya se reportaba en el siglo II a. C., cuando los médicos reconocieron su vínculo con las enfermedades neurocognitivas [2].

Entre los síntomas destacan la pérdida de memoria a corto plazo y de coordinación, insomnio, depresión, fatiga, dolores de cabeza e impedimentos en el habla. Además, unos niveles altos de Pb en sangre pueden reducir la fertilidad e incrementar el riesgo de partos prematuros y problemas en el desarrollo cognitivo de los recién nacidos.

En la era greco-romana la plumbosis (como también se le conoce) era común, incluso pandémica. Según algunos autores habría desempeñado un papel importante en la eventual caída del Imperio Romano de Occidente en el siglo V d.C. [3] y en las enfermedades que padecieron ciertos artistas del Renacimiento [4].

Locura, esterilidad y comportamiento errático imperial

Dentro de los historiadores hay quienes argumentan que el envenenamiento por plomo afectó a la élite romana con enfermedades como la gota y aceleró el desplome del Imperio, alrededor del 476 d.C. 

Si bien esta teoría está descartada, ya que su declive se relaciona con una serie de factores como las invasiones bárbaras, campañas militares fallidas, problemas económicos, corrupción y dependencia del trabajo esclavo, vale la pena preguntarse de qué manera el saturnismo los afectó.

Al ser maleable y aparentemente inmune a la corrosión, este metal -así como los plásticos modernos- se hizo omnipresente. Los romanos fueron los primeros en explotarlo a escala industrial y utilizarlo en la construcción de acueductos y cañerías, utensilios para el hogar, monedas, pinturas, cosméticos, medicinas e incluso como edulcorante y conservante de sus vinos.

La sapa, defrutum o siraeum era un líquido dulce que se utilizaba para endulzar el vino o elaborar salsas y se producía hirviendo jugo de uva hasta reducir su volumen para concentrar los azúcares de la fruta. El problema era que esta preparación se realizaba en ollas de Pb, por lo que el metal de las paredes del recipiente reaccionaba químicamente con la acetona del zumo y formaba un compuesto llamado acetato de plomo que se disolvía en este jarabe caliente.

Además del dulzor, añadía una dosis importante de esta sustancia tóxica difícil de cuantificar, que pudo haber causado infertilidad, pérdida de memoria y capacidad cognitiva reducida, especialmente entre los miembros de la nobleza. 

Existen indicios que Julio César y Octavio pudieron presentarla [3], lo que explica el fracaso común de los aristócratas romanos, como César Augusto, a la hora de concebir un heredero natural y, las manifestaciones de locura, alucinaciones y comportamiento agresivo en emperadores como Calígula, Nerón o Cómodo.

La enfermedad de los pintores 

Al final de la Edad Media y durante el Renacimiento esta enfermedad se consideraba específica de orfebres y artistas. Existe evidencia que pintores como Miguel Ángel Buonarroti, Caravaggio, Piero della Francesca y, en épocas posteriores, Rubens, Goya, Van Gogh, Renoir, Dufy, Klee y Frida Kahlo presentaron datos clínicos de envenenamiento grave [4].

En 1713, el médico italiano Bernardinus Ramazzini describió en su De Morbis Artificum Diatriba un “misterioso” conjunto de síntomas que notaba entre los artistas. “De los muchos pintores que he conocido, casi todos me parecieron enfermizos. La causa del semblante caquéctico e incoloro de ellos, así como de los sentimientos melancólicos de los que con tanta frecuencia son víctimas, no habría que buscarla más que en la naturaleza dañina de los pigmentos” [5].

El cólico saturnino o colica pictonum era en ese entonces una enfermedad frecuente, extendida y mortal caracterizada por un dolor intenso abdominal seguido de parálisis y otras disfunciones del sistema nervioso central.

Los hallazgos realizados sobre las pinturas utilizadas por Goya muestran un alto contenido de Pb y otros componentes tóxicos que el artista absorbía por inhalación e ingestión, ya que con frecuencia aplicaba los colores que usaba directamente sobre el lienzo con los dedos, lo que sería una de las razones por las que experimentó estreñimiento, manos temblorosas, debilidad en las extremidades, ceguera, vértigo y tinnitus. 

Efectos negativos persistentes

El Instituto de Sanimetría y Evaluación Sanitaria de la OMS estimó que, en 2019, la exposición al plomo causó 900 mil defunciones y la pérdida de 21,7 millones de años de vida sana debido a sus efectos a largo plazo. Además ocasionó el 62,5% de la carga mundial de insuficiencia del desarrollo intelectual, así como el 8,2% de la cardiopatía hipertensiva, 7,2% de la de tipo isquémica y 5,65% de los accidentes cerebrovasculares [6].

La intoxicación crónica continúa siendo un problema de salud pública asociado con un incremento en el riesgo de desarrollar diabetes mellitus tipo 2, hipertensión arterial, enfermedad renal crónica, aborto natural, muerte fetal, parto prematuro, daño cognitivo y retraso en el crecimiento infantil. Por tal razón, los esfuerzos están concentrados en eliminarlo completamente del entorno de los niños ya que, aunque en concentraciones cada vez más bajas, tiene efectos negativos en el corto y mediano plazo. 

Referencias
[1] Halmo L, Nappe TM. Lead Toxicity. In: StatPearls. Treasure Island (FL): StatPearls Publishing; July 10, 2021.
[2] Needleman HL. The persistent threat of lead: medical and sociological issues. Curr Probl Pediatr. 1988;18(12):697-744.
[3] Robles-Osorio ML, Sabath E. Breve historia de la intoxicación por plomo: de la cultura egipcia al Renacimiento. Rev Invest Clin. 2014;66(1):88-91.
[4] Montes-Santiago J. The lead-poisoned genius: saturnism in famous artists across five centuries. Prog Brain Res. 2013;203:223-240.
[5] Montes Santiago J. Goya, Fortuny, Van Gogh, Portinari: el saturnismo en los pintores a lo largo de tres siglos. Rev Clin Esp. 2006;206(1):30-32.
[6] Organización Mundial de la Salud. (11 october 2021). Lead poisoning. https://www.who.int/news-room/fact-sheets/detail/lead-poisoning-and-health. 

Por Carolina Faraldo Portus

Mundo Médico

Destacado Agenda de Eventos

I Congreso internacional RIADIS

20 Enero 2022

Aprendizaje y servicio en actividad física y el deporte para la inclusión social.

...

Congreso odontología digital y nuevas tecnologías

28 Enero 2022

Ésta es la cita anual más importante del sector de la odontología digital en España, y única por su carácter transversal, ya que en...